Hipoxia como tratamiento para la obesidad

Niveles bajos de oxígeno en la sangre podrían ser un nuevo tratamiento para la obesidad. Un grupo de investigación español propone una dieta hipocalórica con ejercicio en hipoxia intermitente. Esto influye en la pérdida de grasa corporal, mejora la capacidad física y mantiene la masa muscular.

hipoxia

El estudio hecho en el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra, España, fue dirigido por el catedrático en nutrición Alfredo Martínez. De acuerdo con el equipo de trabajo, la actividad física en hipoxia requiere menos tiempo de ejercicio.

El tratamiento consiste en una dieta hipocalórica con ejercicio como levantamiento de pesas, step, bicicleta fija o carrera. La hipoxia ayuda a perder grasa corporal y a regular la angiogénesis o el metabolismo de la glucosa. De esta manera se mejora la capacidad física y se mantiene la masa muscular. El tratamiento atraería beneficios sobre marcadores inflamatorios presentes en personas obesas.

Hacer ejercicio en hipoxia es benéfico también para personas no obesas, porque necesitarían menos tiempo de actividad física para alcanzar resultados similares a personas que no se ejercitan de esta forma.

Fuente: Universidad de Navarra