Bebidas deportivas, ¿sólo para atletas?

El agua juega un papel importante en la regulación de la temperatura corporal mediante la transferencia de calor, pero hay otras bebidas que pueden ayudar a quienes realizan actividades de alto rendimiento.

Por:Edson Alfonso Cano Gómez, Médico del Deporte

El cuerpo humano es agua en un 70% y la pierde todo el tiempo a través de la transpiración, la respiración y la excreción; es el lubricante perfecto para el organismo, es 100% natural, con poco contenido en sodio y no tiene grasas.

El agua del cuerpo juega un papel importante en numerosos procesos fisiológicos tales como la excreción de los desechos, la regulación del volumen sanguíneo y de la presión arterial y el transporte de oxígeno y de nutrientes al cerebro y a los músculos que se ejercitan.

El agua también juega un papel importante en la regulación de la temperatura corporal mediante la transferencia de calor.

Cuando un atleta se ejercita, se genera calor dentro del cuerpo – la sudoración y la evaporación del sudor desde la superficie de la piel es el principal mecanismo por el cual el cuerpo se enfría.

Dado que el agua juega un papel tan importante en el cuerpo humano, y que la pérdida de agua a través del sudor es un importante mecanismo de protección durante el ejercicio, es importante que los atletas consuman bebidas para prevenir la hipohidratación significativa (~2-3% de déficit de peso corporal), ayudando a mantenerlos seguros y a rendir al máximo.[1]

Una correcta hidratación evita lesiones en los tendones, ricos en células hidrófilas, pues cuando al músculo le falta agua, se vuelve rígido y ello provoca roturas fibrilares, desgarros y contracturas, siendo lo mas importante el mejorar y mantener el rendimiento.

Los objetivos que se tienen al rehidratar a un deportista son: reponer el agua corporal total perdida para evitar la hipertermia, evitar la reducción del volumen plasmático, mantener la concentración plasmática de sodio y aportar los carbohidratos en cantidad que iguale la máxima tasa de oxidación de carbohidratos exógenos

Para alcanzar los objetivos debemos implementar un Plan de Hidratación el cual es una estrategia para contemplar las necesidades impuestas por la duración del entrenamiento o competencia, la temperatura ambiental y las oportunidades de ingerir líquidos.

Antes del ejercicio:

2 horas antes del ejercicio:   ________ peso corporal (kg) x 3 ml/kg =(ml)

                                                 ________ peso corporal (kg) x 5 ml/kg = (ml)

Durante el ejercicio:

De 150 a 300ml.

Tasa de sudoración = (Cambio de peso _______ + consumo de líquido _______ L)/ _______ horas = (L/h)

Después del ejercicio:

Cambio de peso = Peso antes del ejercicio ___ kg – peso después del ejercicio __ kg =

Necesidades de líquido:    ________ pérdida de peso x1 L =  (litros)

                                              ________ pérdida de peso x 1.5 L = (litros)

De acuerdo con su densidad y osmolaridad las bebidas se pueden clasificar en hipotónicas, isotónicas e hipertónicas.

Las hipotónicas son aquellas en el que el contenido de ingredientes o solutos son menores en comparación a la sangre, un ejemplo es el agua natural.

Las isotónicas son aquellas que las concentraciones de solutos son iguales o se asemejan con el de la sangre, un ejemplo son la mayoría de las bebidas deportivas que contienen carbohidratos del 6-8% o del 5-10%, pueden brindar al atleta mayor rapidez de vaciamiento gástrico.

En cambio las bebidas hipertónicas son las que contienen mayor contenido de solutos que la sangre, su concentración de carbohidratos u osmolaridad mayor del 10%, retrasará el vaciamiento gástrico. Un ejemplo son las bebidas energizantes.

Cuando hablamos de hidratación deportiva es importante valorar el estado de hidratación del deportista ya que niveles de deshidratación a partir del 1 al 2 % de la pérdida de peso pueden presentar ligeros cambios en el rendimiento de los atletas, pero a partir del 3% del peso corporal, se aumenta el riesgo de que el atleta sufra un trastorno relacionado al calor.

Fuente:

Lista de referencias bibliográficas (en formato APA)

[1] Almond, C., Shin, A, Fortescue, E., Mannix, R., Wypij, D., Binstadt, B., Duncan, C., Olson, D., Salerno, A., Newburger, J., & Greenes, D. (2005). Hyponatremia among runners in the Boston Marathon. New England Journal of Medicine, 352, 1550-1556. 7Osterberg, K.L., Horswill, C.A., & Baker, L.B. (2009). Pregame urine specific gravity and fluid intake by National Basketball Association Players During Competition. Journal of Athletic Training, 44,53-57.