Cambiar etiquetado de productos ayudaría a controlar la obesidad

El etiquetado frontal, que mediante octágonos negros advierte a los consumidores sobre altos niveles de azúcar, sodio, calorías o grasas saturadas, es el único que funciona, asegura experto.

Barry Popkin, investigador estadounidense de nutrición y obesidad, señaló que si México quiere actuar contra la obesidad debe cambiar el etiquetado actual de sus alimentos y aplicar la etiqueta octogonal de advertencia para combatir eficazmente enfermedades como la obesidad y la diabetes.

Para Popkin una medida que sirve como medida preventiva ante estas enfermedades es tener una manera clara de identificar las comidas poco saludables o las bebidas azucaradas y si eso no ocurre, “no tienes manera de ayudar efectivamente a los niños y a las escuelas para que tengan ambientes más sanos”, dijo.

Asimismo, el profesor de la UNC Gillings School of Global Public Health, subrayó que el etiquetado de advertencia frontal —que mediante octágonos negros advierte a los consumidores sobre altos niveles de azúcar, sodio, calorías o grasas saturadas—, es el único que funciona pues ningún otro afecta la compra de estos alimentos.

Te puede interesar: Ultraprocesados llevan a Europa a afrontar una epidemia de obesidad

Criticó que el etiquetado de semáforo, el cual alerta mediante colores de contenidos altos y bajos de azúcar, grasa o sal, “no tiene impacto en la compra de productos (poco saludables), porque no atrapa la atención de las personas porque ya están acostumbrados a verlo”.

De igual modo, enfatizó que la publicidad de estos productos no debería dirigirse a los niños, pues “estas comidas ultraprocesadas son muy dañinas para la salud y están creando a un México muy gordo e hipertenso. Están matando a México”, criticó.

El pasado 24 de julio, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Salud para implementar el etiquetado de advertencia, una decisión que todavía ha de pasar al pleno.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut, 2016), el 72.5 % de la población de 20 años y más padecía sobrepeso u obesidad. Mientras que la prevalencia de diabetes en la población mexicana mayor de 20 años de edad pasó de 9.2 % en 2012 a 9.4 % en 2016.

Fuente: Senado de la República