La depresión y la ansiedad pueden ser tan dañinas como fumar y la obesidad

El estudio registró datos sobre el estado actual de quienes fuman, su peso, los diagnósticos médicos y los síntomas somáticos de los participantes en dos ocasiones durante cuatro años.

Una nueva investigación en Estados Unidos ha encontrado que la depresión y la ansiedad pueden ser tan perjudiciales para la salud como fumar y la obesidad, lo que aumenta el riesgo de padecer enfermedades como la enfermedad cardíaca y la artritis.

El estudio a gran escala, realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco, examinó los datos de salud tomados de una investigación gubernamental de 15 mil 418 jubilados con una edad promedio de 68 años.

La depresión y los síntomas de ansiedad de los participantes se evaluaron mediante entrevistas, y también se registraron datos sobre el estado actual de quienes fuman, el peso, los diagnósticos médicos y los síntomas somáticos de los participantes en dos ocasiones durante cuatro años.

Los hallazgos, publicados en la revista Health Psychology, mostraron que los síntomas de ansiedad y depresión predecían una tasa más alta de casi todas las enfermedades médicas y los síntomas somáticos.

Te puede interesar. Obesidad: los investigadores identifican 4 subtipos

Los participantes con altos niveles de ansiedad y depresión tenían un 65 por ciento más de probabilidades de padecer una afección cardíaca, un 64 por ciento más de riesgo de accidente cerebrovascular, un 50 por ciento más alto de presión arterial alta y un 87 por ciento más de riesgo de artritis, en comparación con aquellos sin ansiedad y depresión.

Un aumento en los síntomas somáticos como dolor de cabeza, malestar estomacal, dolor de espalda y falta de aliento también parece estar relacionado con un alto nivel de estrés y depresión.

El efecto también fue tan fuerte o más fuerte que el de la obesidad y el tabaquismo, con el riesgo de experimentar dolores de cabeza un 161 por ciento más altos en este grupo, en comparación con ningún riesgo mayor entre los participantes que eran obesos y fumadores.

“Estas probabilidades aumentadas son similares a las de los participantes que fuman o son obesos”, dijo el autor principal Aoife O’Donovan, Ph.D.

“Sin embargo, para la artritis, la ansiedad y la depresión altas parecen conferir mayores riesgos que el fumar y la obesidad”, explicó.

La depresión y la ansiedad

Además, los investigadores encontraron que los altos niveles de depresión y ansiedad no estaban asociados con el riesgo de cáncer, un hallazgo en línea con estudios anteriores, a pesar de que muchos pacientes creen que existe un vínculo, afirman los investigadores.

“Nuestros hallazgos están en línea con muchos otros estudios que muestran que la angustia psicológica no es un predictor fuerte de muchos tipos de cáncer”, dijo O’Donovan.

“Además de resaltar que la salud mental es importante para toda una serie de enfermedades médicas, es importante que promovamos estos hallazgos nulos. Debemos dejar de atribuir los diagnósticos de cáncer a las historias de estrés, depresión y ansiedad”.

“Por lo que sabemos, este es el primer estudio que compara directamente la ansiedad y la depresión con la obesidad y el tabaquismo como posibles factores de riesgo para el inicio de la enfermedad en estudios a largo plazo”, dijo la primera autora, Andrea Niles, Ph.D.

La investigadora cree que los hallazgos destacan la necesidad de que los profesionales de la salud presten más atención a estas condiciones de salud mental.

“Los síntomas de ansiedad y depresión están fuertemente relacionados con la mala salud física, sin embargo, estas condiciones continúan recibiendo atención limitada en los entornos de atención primaria, en comparación con el tabaquismo y la obesidad”, agregó.

Fuente:

Access to Social Support in Life and in the Laboratory: Combined Impact on Cardiovascular Reactivity to Stress and State Anxiety

Aoife O’Donovan, MPsychSc, PhD

Depression and anxiety could be as harmful as smoking and obesity