Proteína CXCL14 ejerce un efecto beneficioso sobre obesidad y diabetes

Una de las complicaciones asociadas a la obesidad es la colonización del tejido adiposo por células proinflamatorias, un proceso que genera alteraciones metabólicas y cardiovasculares.

Un equipo investigador del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona y del CiberOBN describe la acción beneficiosa de la proteína CXCL14 sobre enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes.

Un equipo científico ha descubierto que la proteína CXCL14 —relacionada con la progresión de tumores y la organogénesis— también genera efectos beneficiosos sobre enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes.

Según el nuevo trabajo, publicado en la revista Cell Metabolism, la proteína CXCL14 es sintetizada por el tejido adiposo marrón y tiene capacidad de activar células con actividad antiinflamatoria —los macrófagos M2— que generan un efecto beneficioso sobre el organismo.

Esta nueva investigación —un avance significativo para entender la relación entre la grasa marrón activo y la buena salud metabólica— está firmada por un equipo dirigido por el catedrático Francesc Villarroya, de la Facultad de Biología y del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB), y miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición (CiberOBN).

La investigación, llevada a cabo con animales de laboratorio, también constata que la falta de la citocina CXCL14 perjudica la actividad del tejido adiposo marrón y altera la homeostasis de la glucosa, una molécula esencial en el metabolismo energético celular.

Así pues, el nuevo trabajo constata que los efectos saludables del tejido adiposo marrón sobre el metabolismo global no se limitan a la capacidad de quemar metabolitos y producir calor —la termogénesis— como se pensaba hasta ahora, sino que se amplían con la síntesis de moléculas con acciones beneficiosos sobre el conjunto del organismo.

Una de las complicaciones asociadas a la obesidad es la colonización del tejido adiposo por células proinflamatorias (por ejemplo, los macrófagos M1), un proceso que genera alteraciones metabólicas y cardiovasculares.

En el marco de la investigación, este equipo ha descubierto que una vez está activo, el tejido adiposo marrón libera la molécula CXCL14, que es capaz de reclutar células con acción antiinflamatoria del sistema inmune —los macrófagos M2— hacia el tejido adiposo. Además, el nuevo trabajo constata que esta citoquina también potencia la conversión de tejido adiposo blanco en grasa marrón.

Según los resultados, la relación de los diferentes tejidos adiposos (blanco o marrón) con las células del sistema inmune (M1 o M2) es un factor clave para poder explicar, por un lado, los problemas de exceso de tejido adiposo blanco, y por otro, los beneficios de la grasa marrón activa.

“La investigación sobre las moléculas que libera la grasa parda con efectos saludables sobre el metabolismo nos abrirá la posibilidad de desarrollar nuevas herramientas terapéuticas, insospechadas hasta el momento, para el tratamiento de enfermedades metabólicas”, concluye el catedrático Francesc Villarroya.

Fuentes:

Diario Médico

Cell Metabolism

Facultad de Biología y del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona

Centro de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición