Una inyección de hormonas ayudaría a reducir la obesidad

Está compuesta por tres hormonas: péptido similar al glucagón tipo 1, oxintomodulina y péptido YY, las cuales son liberadas por el intestino cuando las personas son sometidas a un bypass gástrico.

Tricia Tan, investigadora del Imperial College London, del Reino Unido, desarrolló junto con su equipo de trabajo una inyección que ayudaría a perder hasta casi cinco kilos en un mes a pacientes con obesidad, además de que también mejoraría sus niveles de azúcar en sangre.

La nueva inyección está compuesta por tres hormonas (péptido similar al glucagón tipo 1, oxintomodulina y péptido YY), las cuales son liberadas por el intestino cuando las personas son sometidas a un bypass gástrico.

El Imperial College London ya había realizado estudios previos, los cuales habían sugerido que una de las razones por las que esta operación funciona tan bien, es porque estas tres hormonas se producen a niveles más elevados una vez que los pacientes se operan.

Por ello, Tan y su equipo trataron de verificar si una combinación de estas tres hormonas a pacientes obesos los haría perder peso. Y los resultados fueron positivos.

“Fue la culminación de más de siete años de trabajo, y hemos sido los primeros en demostrar que se pueden administrar tres hormonas intestinales e imitar los cambios hormonales observados después de la cirugía bariátrica”, dijo la diabetóloga y endocrinóloga.

El objetivo de la investigadora era encontrar una vía que no fuera tan invasiva como la cirugía, que siempre tiene complicaciones secundarias que tienen su cuota de peligro.

El estudio

Junto a su equipo, la doctora estudió a 26 personas con obesidad (IMC sobre 30), las cuales fueron separadas en dos grupos: 15 recibieron la inyección hormonal durante un mes, mientras que las otras 11 fueron inyectadas con un placebo de solución salina.

Ambos grupos asistieron a charlas con nutricionistas sobre alimentación sana. Un mes después, los integrantes del primer grupo habían perdido 4.4 kg y mejorado sus índices de glucosa a niveles casi normales. Esto, en comparación con el segundo, que solo perdió 2.5 kg.

Tan explicó la manera en la que actúa esta nueva mezcla de hormonas: “Envían señales al cerebro que reducen el apetito después de comer, tal como lo harían después de la cirugía, ayudan al cuerpo a procesar los alimentos y mejoran la diabetes”.

Te puede interesar: Dormir poco y tener un sueño variable dificulta la pérdida de peso

Puntualizó que los pacientes que reciben la inyección se sienten satisfechos más rápidamente cuando comen y, en general, tienen menos hambre. “Debido a que comen menos de la energía que gastan, pierden peso”, explica la investigadora, quien agrega que el nuevo tratamiento apunta a personas obesas con o sin diabetes.

La investigadora estima que el nuevo desarrollo podría estar disponible en los próximos cinco años. Mientras tanto, su grupo está preparando nuevos estudios en un mayor número de personas.

El trabajo, publicado en el sitio Diabetes Care y presentado en la 79 reunión científica de la American Diabetes Association en San Francisco, se realizó en el Imperial College de Londres en colaboración con la Universidad de Copenhague y el University College de Dublín.

Fuente:

Diabetes Care: Combined GLP-1, Oxyntomodulin, and Peptide YY Improves Body Weight and Glycemia in Obesity and Prediabetes/Type 2 Diabetes: A Randomized, Single-Blinded, Placebo-Controlled Study.

New hormone injection aids weight loss in obese patients